SITIOS MIGRATORIOS CLAVE EN AMÉRICA DEL NORTE
para los playeros canuto y semipalmeado

Delta del Río Copper

Alaska, Estados Unidos

El delta del río Copper se vuelve a principios de mayo una importante zona de escala para cerca de cinco millones de aves playeras migratorias, además de proveer de hábitat de anidación a varias especies que ahí se reproducen.

Más de 90 por ciento de los playeros canutos etiquetados con dispositivos de rastreo en el estuario Grays Harbor, Washington, se detectó en el delta del río Copper y la bahía Cotroller, ubicada en las inmediaciones. Estos resultados sugieren que ambos lugares son en primavera sitios de reposo extremadamente importantes y probablemente alberguen a un porcentaje considerable de la población total de la subespecie roselaari. Aunque la importancia de los dos sitios para los playeros canutos resulta evidente, es preciso llevar a cabo más investigaciones que permitan entender mejor los patrones espacio-temporales de uso.

Reconocimiento

En reconocimiento de su relevancia para las aves playeras, en 1990 se designó el delta del río Copper como sitio de importancia hemisférica de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP).

Durante más de 25 años, el pueblo local de Cordova (con una población de aproximadamente 2,300 residentes) ha celebrado con un festival de aves playeras el maravilloso espectáculo que brinda el fenómeno migratorio. Se calcula que, en 2017, cerca de 300 visitantes participaron en el vigesimosexto festival anual de aves playeras del delta del río Cooper.

En mayo de 2017, la CCA apoyó la participación en dicho festival de representantes de otros importantes sitios de aves playeras a lo largo de la vía migratoria del Pacífico de América del Norte. El objetivo del intercambio fue propiciar que se compartieran las mejores prácticas y enseñanzas obtenidas de Cordova en torno a opciones de ecoturismo que promueven la conservación de las aves playeras a la vez que generan beneficios económicos para la economía local.

Intercambio

Seis representantes de sitios participaron en el intercambio: cuatro de Washington, Estados Unidos, en representación de la bahía de Willapa y el estuario Grays Harbor, ambos sitios de la RHRAP, y dos de Ensenada, México, en representación de la bahía de Todos Santos, nominada como sitio RHRAP. El intercambio no sólo permitió a estos representantes de sitios vivir la experiencia y aprender de un arraigado festival de aves playeras, sino que además sirvió para establecer relaciones que fortalecerán a la naciente Red del Corredor Migratorio del Pacífico de América del Norte (North American Pacific Flyway Network).